Durante estos días de verano, hasta mitad de Julio aproximadamente, el asteroide Vesta será visible a ojo desnudo, ya que se encuentra en oposición con el Sol a una distancia de 170,8 millones de Km, una distancia muy favorable para su observación que no volverá a repetirse hasta Mayo de 2036.

Esta enorme roca de 530 Km de diámetro medio, que orbita alrededor del Sol cada 3,6 años terrestres, se encuentra en la constelación de Sagitario en una posición de fácil localización para poder ser contemplado sin necesidad de instrumentos, aunque siempre llama más la atención el poder observarlo con telescopios, así que para que no os perdáis su paso, os dejamos la carta de localización para que lo disfrutéis estos días.