» Acción Star4all, Cel Fosc y Fundación Starlight «

La contaminación lumínica en Europa

¿Qué es la Contaminación Lumínica?

No existe una definición concreta, pero podríamos definirla como una iluminación nocturna excesiva, mal dirigida o innecesaria que afecta a la salud y al bienestar del ser humano, ya que se asocia al insomnio, obesidad, transtornos metabólicos y tumores hormonodependientes.

¿Qué consecuencias tiene?

Además de lo ya dicho, derrocha energía y dinero, rompe el ciclo día-noche, altera el reposo, desorienta a los insectos y otros animales afectando a los servicios ecosistemáticos. Perjudica los hábitats nocturnos y afecta a los ritmos biológicos de las especies diurnas y nocturnas.

La luz blanca es mucho más contaminante que la amarilla, además del deslumbramiento que provoca en medio de la noche, cuando vamos en coche por la carretera, por ejemplo.

¿Cómo se puede evitar ese exceso de luz?

Cuando hablamos de corregir el exceso de luz, no estamos diciendo que hay que apagar luces, todo lo contrario, la luz es necesaria para nuestra seguridad, pero la oscuridad también es necesaria para nuestra salud, ya que el ser humano se ha adecuado al patrón del día y de la noche desde que existe. Podríamos decir que le estamos «robando» horas a la noche

La Contaminación Lumínica es la más fácil de combatir y prevenir, lo dañino son las instalaciones de alumbrado público que no cumplen los parámetros medioambientales y energéticos, además de estar mal diseñados.

La solución es simple, sólo tenemos que iluminar lo que es necesario sin sobreiluminar, manteniendo un color, una dirección y una intensidad.

Pincha aquí para conocer 3 consejos sobre el alumbrado exterior

¿Qué otras medidas podemos tomar?

  • Utilizar lámparas de sodio a baja presión porque no utilizan metales pesados y consumen:
    • 5 veces menos que las lámparas incandescentes.
    • 2.2 veces menos que las lámparas de mercurio.
    • 1.5 veces menos que las de sodio a alta presión y fluorescentes.
  • Un reciclaje correcto de las bombillas, (mercurio, cadmio y otros metales pesados).
  • Apagar las luces exteriores cuando no sean realmente necesarias.
  • Apagar el alumbrado público de monumentos y edificios corporativos después de medianoche, (¿quién contempla los monumentos después de medianoche?).
  • Dirigir el haz de luz hacia la via pública, no a los ojos de los peatones o conductores.
  • Apantallar correctamente las lámparas.
  • No utilizar lámparas de bola sin pantalla totalmente opaca y reflectora. Desaprovechan más del 50% de la electricidad que consumen, (y al dispersar tanto la luz se hace necesario poner bombillas de más vatios para iluminar un poco el suelo)
  • No dirigir luces, focos ni láser hacia el cielo. El cielo no es un espacio publicitario, es patrimonio de todos.
  • Uso de pantallas asimétricas siempre que sea posible. Son un 25% más eficientes en términos de iluminación
Esquema proporcionado por la Oficina Técnica de Protección del Cielo de Canarias

No es una idea minoritaria

El problema ha sido reconocido por múltiples instituciones, donde destacan entidades como: UNESCO, NASA, NOAA, IAU, parlamentos como Italia y Japón y un largo etc.

Las entidades astronómicas (asociaciones, museos, planetarios, observatorios, etc) también se ven afectadas por la Contaminación Lumínica, ya que no pueden desarrollar bien sus trabajos de estudio e investigación. El «Cielo oscuro» es un patrimonio de la humanidad que merece ser protegido de la Contaminación Lumínica, hay que recuperar su belleza y hacer un turismo sostenible.

Hacer turismo bajo las estrellas

Con un cielo protegido de Contaminación Lumínica, se pueden crear reservas, destinos, pueblos, parques, campamentos y parajes como destinos Starlight que garantizan la observación astronómica.

Resultado de imagen de cielo estrellado

Acciones y legalidad

Existen entidades como IDA (Asociación Internacional del Cielo Oscuro), la Fundación Starlight, Star4all, Cel Fosc, Ecologistas en acción, Lumínica Ambiental y la Red Española de Estudios sobre la Contaminación Lumínica, entre otras, que están realizando tareas para determinar el impacto de la Contaminación Lumínica en el medio ambiente y sus consecuencias, que poco a poco van saliendo resultados

Una de las medidas que se está tomando es la regularidad legal que se pueda tomar para reducir la iluminación externa cumpliendo con la normativa de seguridad del ciudadano, algo que ya está presente en el parlamento europeo. Existen normativas vigentes para esta función, pero hace falta una ley que se puede conseguir entre todos, tu voto vale mucho.

Imagen relacionada
PULSA AQUÍ para votar la ley que proteja el cielo de la Contaminación Lumínica

«Somos el legado de 14.000 años y de nosotros depende el futuro del legado de nuestro planeta».