A modo de introducción

Vamos a discutir sobre el Sol y la Luna, tema amplio donde los haya, por lo cual vamos a centrar un poco el tema. Para ello os cuento primero de qué no vamos a hablar.

No vamos a hablar de su relación como Lorenzo y Catalina, no vamos a hablar de sus mitologías griegas o romanas y tampoco vamos a hablar de supersticiones, mitos y otros embrollos. Vamos a hablar de cómo bailan en el cielo para que se produzca el siempre bello y asombroso fenómeno del … eclipse lunar

Ecplisado

Seguro que alguna vez te has puesto a leer improvisadamente y has dejado la luz eléctrica a tu espalda. En seguida te giras, para que la luz le de al papel y no hacerle sombra al texto. Pues no exagero si te digo que estás eclipsando al papel.

Efectivamente, este mismo mecanismo es el que rige un eclipse lunar y es la mejor manera de entenderlo.

De una manera formal podríamos decir que un eclipse lunar ocurre al alinearse Sol, Tierra y Luna – en ese orden- de modo que la Tierra proyecta su sombra sobre la Luna con lo cual la oscurece y no podemos verla ¿ no podemos verla? No exactamente, ya llegará la sangre.

¿Quién es quién en un eclipse?

La fuente de luz eléctrica es el Sol, el papel la Luna y la cabezota que se interpone, el planeta Tierra.

¿ Dónde quedamos nosotros? Pues si somos el cogote no veremos la Luna porque estaremos a pleno día a la luz del Sol. Si somos nuestra nariz veremos una luna eclipsada . Si somos nuestras orejas tampoco veríamos la Luna pero esto nos lleva a preguntarnos qué ocurre en posiciones intermedias. Si andamos desde nuestras orejas hacia nuestra nariz llegará un momento, digamos a la altura del moflete en que llegaríamos a ver asomar la Luna. Volviendo a la realidad: la luna asomaría sobre el horizonte cosa a tener en cuenta este próximo 27 de julio.

Rotación

Demos un paso más en acercarnos a la realidad de un eclipse.

Sabemos que la Tierra gira sobre sí misma y la Luna alrededor de la Tierra. Así pues desde un punto cualquiera de la superficie terrestre veremos moverse la Luna en el cielo y se moverá la sombra que se proyecta sobre ella. Esto da una amplia gama de posibilidades según donde nos situemos.

Podemos ver el eclipse en toda su duración o una parte de él. Es posible que la Luna aparezca eclipsada al asomar sobre el horizonte, como es el caso del eclipse del 27 de Julio, o que se oculte tras él antes de que finalice.

Sombras

La sombra que proyecta la alineacion Sol- Tierra no es simple. El Sol no es un foco puntual de luz sino extendido. Por hacernos una idea es algo parecido a las sombras que producen varias bombillas cercanas pero algo separadas. En ese caso vemos varias sombras que si coinciden, dan una sombra más oscura.

Tal y como vemos en el diagrama siguiente esto es lo que ocurre con la sombra que proyecta la Tierra. Podemos ver dos sombras que solapan en la parte central dando una sombra más intensa. La sombra central oscura se denomina umbra o sombra mientras que las zonas laterales se denominan penumbra.

Si bien en los dibujos vemos triángulos, por ser plano, en la realidad, que es en tres dimensiones, lo que hay es un cono , tanto de sombra como de penumbra.

En su paso por el cielo, la Luna pasa de estar iluminada en la zona a muy poco iluminada en la penumbra y a muy oscura en la umbra.

¿Algo más?

Pues sí, aún nos queda una cosa. Tal vez te plantees la siguiente cuestión: si la Luna da una vuelta alrededor de la Tierra cada 29 días ¿ por qué no hay un eclipse cada 29 días?

Bueno, la respuesta es sencilla. El plano imaginario en el que gira la Luna alrededor de la Tierra, su órbita, tiene cierta inclinación respecto al plano en que están el Sol y la Tierra. Así pues la mayoría de las veces la Luna no se sitúa en el cono de sombra o penumbra.

Si la Luna se sitúa completamente en el cono de sombra, todo el disco lunar aparecerá sombreado y tendremos un eclipse total. Si sólo una parte está sombreado por la umbra y otra parte por la penumbra es un eclipse parcial, mientras que si solo participa la penumbra, sobre todo el disco lunar, o sobre una parte, se llama eclipse penumbral.

Entonces cuando el eclipse sea total y a la Luna no le llegue luz en absoluto…¿ no veremos la Luna?

Pues no. Aún en estas condiciones le llega un poco de luz a la Luna ¿ Qué luz? Tómate unos segundos para pensar… la respuesta es difícil.

Le llega un poco de luz que difracta la atmósfera terrestre, esto es unos pocos rayos que, provenientes del Sol, son desviados por la atmósfera y terminan reflejados en la Luna para volver hasta nuestros ojos. Esto rayos , al haber pasado por el horizonte terrestre son filtrados por el polvo en suspensión y llegan de color rojizo, es un efecto muy parecido al de los atardeceres despejados. Vemos la Luna de color rojizo y de ahí que se denomine Luna de Sangre.

Imagen relacionada

Eclipse del 27 de julio de 2018

Si has entendido el texto ya puedes saber como será el eclipse del próximo 27 de julio y por qué es así.

El eclipse será total pero … el inicio de la totalidad ocurre a las 21: 30 y desde el punto en que estamos, la Luna aparecerá sobre el horizonte a las 21:10. Quiere esto decir que ¡¡ la Luna aparecerá ya eclipsada!! todo un fenómeno digno de ver. Pero esto tiene un inconveniente: la gran parte del eclipse ocurrirá con la Luna por debajo del horizonte, con lo cual nos quedarán unos veinte minutos de eclipse por ver en una Luna muy baja sobre el horizonte, antes de la totalidad. Así que, se puntual, busca un lugar con horizonte y disfruta.

Si quieres saber sobre futuros eclipses, pincha aquí.

o bájate la App Eclipse 2.0, disponible sólo para Android

Artículo realizado por Domingo Berná Pérez