PK 37-34,1

Nebulosa Saturno

Constelación: Acuario – Distancia: ∼3.000 años luz

Magnitud aparente: 8 – Tamaño: 60″ x 40″ de arco

Época de observación: Otoño-Invierno

INSTRUMENTO: Refractor 120/1000 con ocular WO 12,5 sobre montura ecuatorial

EL OBJETO:

Se trata de una nebulosa bastante compleja, su estrella central de magnitud 11,5 es 20 veces más luminosa que el Sol, pero su distancia complica su observación. La estrella central se encuentra en proceso de conversión a enana blanca, está envuelta de una capa de gases producto de la expulsión de las capas superficiales de la estrella. El viento estelar que expulsa estos gases, es el encargado de moldear la nebulosa generando distintos sistemas morfológicos y sistemáticos, además de producir ‘jets’, nudos y filamentos a pequeña escala. Esta combinación de procesos lleva a tener una forma peculiar la cual le da nombre a la nebulosa, ya que presenta una forma semejante al planeta Saturno visto de perfil.

A PIE DE TELESCOPIO:

Se podría decir que es fácil de identificar, pero tiene su dificultad. Aunque realmente la nebulosa forme parte de Acuario, nos guiamos por Capricornio para poder llegar a ella. Como bien veis en la carta que os muestro, Capricornio es una constelación fácil de localizar, sale después Sagitario. Una vez que Cap se encuentre en alza veremos su forma y nos centraremos en la estrella theta-Cap y trazaremos una línea hacia arriba hasta llegar a Nu-Aquarius (ν), una vez allí moveremos el telescopio 1º hacia el Oeste y enseguida veremos un pequeño ‘borroncillo’ alargado. Ese objeto difuso es nuestro objetivo.

Al tratarse de una nebulosa de pequeño tamaño, a la hora de buscarla usé un ocular Plössl de 17, una vez localizada ya pasé a su observación con mi WO 12,5. Su observación es curiosa, realmente aparece como una manchita ‘apepinada’ que al meterle más aumentos ya se le nota una forma más achatada en los laterales. Realmente es curiosa y bonita de observar.