CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS TIPOS DE REFRACTORES

Uno de los telescopios que más nos impresiona cuando vamos a comprarlos, es el refractor, sólo por el hecho de que es muy largo, pero no tenemos que dejarnos engañar.

Existen distintos tipos de refractores, tenemos los acromáticos y los apocromáticos. Los acromáticos son los más sencillos y a la misma vez los más económicos. Los dos tipos funcionan igual, sólo cambia el tratamiento de la lente principal. Cuando miramos objetos brillantes como los planetas, veremos cómo alrededor del objeto existe una luminosidad, un halo molesto, que cuando más aumentos le pones, más molesto es. Existen diversas maneras de combatir este ‘reflejo’ del brillo del objeto: con filtros anticromatismos o comprándonos otro refractor del tipo apocromático.


Los filtros anticromatismos lo que hacen es engañar a la vista oscureciendo ese halo perdiéndose en el fondo, pero no lo elimina del todo. Los telescopios apocromáticos se caracterizan por la eliminación total del ‘brillo’ parásito comentado. Los telescopios apocromáticos los podemos dividir en dos clases, los ED y los tripletes. Los ED se caracterizan por sus lentes de baja dispersión, eliminando casi por completo esas molestias, mientras que los Tripletes están hechos con lentes de fluorita, un mineral cristalizado que elimina toda luz parásita y se consiguen unas imágenes excelentes, pero nunca mejor dicho, su precio es astronómico.

Otro análisis que requieren este tipo de telescopios es el tema de la luminosidad (f). Cuanto más corto es el tubo, más luminoso es el telescopio, mientras que cuanto más largo es el tubo, más oscuro es el telescopio. El telescopio ideal sería uno de una luminosidad media. Para saber la luminosidad de nuestro telescopio deberemos de dividir la ‘df’ entre el diámetro ‘d’, por ejemplo: 1000/120 = 8.3, es decir, f8, lo que equivale a un telescopio de luminosidad media. Podríamos sacar las siguientes conclusiones:

f5 y f6 Telescopios luminosos
f7, f8 y f9 Telescopios luminosidad media
f10, f11 y f12 Telescopios luminosidad oscura

Por motivos económicos y por el peso que supone, no se fabrican telescopios refractores mayores de 150 mm. Para un disfrute de observaciones realizadas por este tipo de telescopios, personalmente recomiendo que sean mayores de 80 mm, ya que de menores dimensiones las observaciones se limitan, debido a la poca luz que recibe la lente principal.

Imagen relacionada

Artículo realizado por Victoriano Canales Cerdá